jueves, 27 de julio de 2017

Saga World Heroes.

World Heroes (1991)
World Heroes es una saga de videojuegos de lucha creada por el grupo de programación ADK (integrado en la compañía SNK) para Neo-Geo. Lejos del cierto “realismo” de Street Fighter II y con un tono mucho más cómico y surrealista, World Heroes incluía entre su plantilla luchadores basados en celebridades o figuras históricas de distintas épocas, que gracias a una máquina del tiempo podían luchar para determinar quién es el guerrero definitivo de todos los tiempos. Así teníamos a un clon del famoso Hulk Hogan (Muscle Power), una estrella de las películas de acción basada en Bruce Lee (Kim Dragon), o diversas figuras históricas que tenían su homólogo en el juego (Juana de Arco, Rasputín, Gengis Khan, entre otros). En algunos casos, "copiaba" al mítico Street Fighter II introduciendo en la plantilla a los ninjas Hanzou y Fuuma, que servían de clónicos de Ryu y Ken, con movimientos similares, Muscle Power de Zangief o Broken, cyborg de la Alemania de la I Guerra Mundial, que es una versión remozada de Dhalsim.

El esquema jugable de World Heroes, no obstante incluía ciertas diferencias respecto al juego de Capcom: disponíamos de dos botones de ataque (patada y puñetazo) y un tercero para lanzamientos. Este sistema era algo engorroso porque dependiendo del tiempo que dejásemos presionando el botón salía un golpe flojo o fuerte. Otro detalle que fue seña de identidad de la saga es que aparte de los mini juegos entre combates, también existe un modo llamado “Death Match”, que consiste en luchar contra nuestros rivales en un ring lleno de trampas tales como cuerdas electrificadas, paredes con pinchos, minas, manchas de aceite en el suelo... bastante divertido.

            Pese a la lentitud del juego (normal en los juegos que salían en esa época, 1992), los escenarios con pocas animaciones y detalle, además de uno sprites algo pequeños, el juego no resulta del todo malo, tiene una jugabilidad demasiado sencilla, sin demasiada profundidad, pero no deja de ser un pedacito de la historia de los juegos de lucha, con algunas ideas que se iban a desarrollar con bastante éxito en las siguientes entregas.


World Heroes 2 (1993)
Un año después llegó su segunda parte, un título el cual a pesar de no poseer ninguna característica técnica y jugable destacable, es recordado todavía hoy como uno de los títulos que más se ha jugado en los salones recreativos. Lo primero que se nota en la llegada de seis personajes nuevos: Shura el típico kickboxer que lucha para vengar la muerte de su hermano y para hacer sentir a su madre orgullosa. Basado en Nai Khanom Tom. Erik es un vikingo armado con su hacha, su escudo y un aliento gélido. Sus ataques se basan bastante en el agua y en su propio peso. Está basado en Erik el Rojo. Ryoko Izumo es una judoca, basada claramente en Ryoko Tamura. Captain Kidd es el pirata del juego. Basado en el bucanero inglés William Kidd sus ataques defensivos y ofensivos le convierten en uno de los personajes más difíciles. Mudman es un guerrero espiritual de Nueva Guinea que cubre su cara bajo una enorme máscara. Aun siendo un personaje ficticio, se basa en los auténticos cazadores de cabezas de Papúa-Nueva Guinea. Johnny Maximum es un jugador de fútbol americano expulsado de la competición por ser demasiado violento. Supuestamente está basado en Joe Montana. También cuenta con un segundo enemigo final: Dio, un personaje de diseño vistoso y uno de los enemigos finales más difíciles de vencer que he tenido la desgracia de padecer. Es la parodia de Dio Brando de JoJo's Bizarre Adventure.

            Una novedad muy interesante y que aumenta mucho la estrategia en el juego de proyectiles es la posibilidad de devolver los proyectiles a nuestro rival. Si nos defendemos justo cuando impacta contra nosotros será devuelto automáticamente. Otra novedad es que los agarres pueden ser contrarrestados, invirtiendo la presa contra el enemigo. La velocidad del juego ha aumentado, y se mejora la posibilidad de hacer combos. Algunos personajes cuentan con dash o air dash.

También en esta segunda parte aparece el modo “Death Match” –no volvería  aparecer. El modo está muy mejorado, hay más escenarios con trampas y más elaborados, como minas que explotan, agua que nos arrastra, o escenarios pequeños con trampas en las paredes. Hay una sola barra de vida que se orienta hacia un lado u otro según recibimos y ejecutamos golpes. Una vez llega al límite de un personaje esté cae inconsciente y debemos reanimarlo antes de que una cuenta de 10 llegue al final. Si lo conseguimos se levantará con menos vida de la inicial. Gráficamente el juego mejora tanto en los sprites de los personajes como en el detalle de los escenarios siendo estos mucho más vistosos. Lo mismo sucede con las melodías que, sin llegar a ser soberbias, cumplen de sobra con su cometido.

El juego fue portado a varios sistemas domésticos. Las mejores versiones llegaron obviamente a Neo geo y neo geo cd aunque la  versión para Super Nintendo resultó bastante decente. También está incluido –como el resto- en el recopilatorio para PlayStation 2 “World Heroes Anthology”.

            En resumen, sin ser puntero, nos encontraremos con una sencilla pero eficaz jugabilidad, un apartado sonoro y gráfico más depurado que la primera parte, además de una nada despreciable cantidad de catorce personajes más dos bosses, cada uno de ellos (excepto Fuuma y Hanzou) con un estilo de lucha muy diferente al resto de personajes. El Death Match está muy mejorado, por lo que se podría decir que es el más completo de la saga.

Con respecto a la partida decir que es el más complicado de todos, hay que sacar bastantes trucos para la IA, y sobre todo el enemigo final Dio, es muy, muy difícil. Sin embargo es de esos juegos –como sucede con otro de su época, el Fatal Fury Special, que tiene esa medida exacta entre frustración y reto, que acaba esquilmando tu tiempo y energía. Bastante rejugable.


World Heroes Jet  (1994)
Un año más tarde aparece la tercera entrega, con bastantes cambios, pero gráficamente bastante continuista. La primera mala noticia es que se elimina el modo Death Match, piedra angular de la saga, y se añaden dos modos algo extraños: “Entry to the Tournament”, es el modo principal en el que debemos recorrer cinco escenarios del mundo (Estados Unidos, Alemania, Corea del Sur, Japón e incluso España) donde los combates son contra grupos de tres luchadores (a excepción de Japón, donde nos medimos a Captain Kidd en las vísperas de la final y a Hanzou en la final), necesitando ganar al menos dos rivales para seguir avanzando. En la etapa posterior al torneo, nos veremos las caras con los subjefes Jack y Ryofu, dos de los recién llegados, últimos obstáculos hasta llegar a la pantalla final donde nos espera Zeus (final boss no controlable). El otro es “The Forging of Warriors”: se trata de un easy mode con alguna idea basada en el Fatal Fury clásico. Se elige un rival al principio de la partida, en una típica pelea 1 vs 1. Lo más curioso será el escasísimo número de rivales a los que nos tendremos que enfrentar, tan solo tres, de manera que este modo queda como algo anecdótico dentro del juego.

Más novedades: se mantienen los personajes que aparecían en la segunda parte, con nuevas animaciones y golpes especiales, y se añaden dos nuevos luchadores llamados Jack y Ryofu, haciendo un total de dieciséis luchadores seleccionables. En el tema jugable se puede por fin correr, movimiento rápido atrás o hacía delante, así como un leve aumento de la velocidad del juego (quizás de ahí el sobrenombre de “Jet”). Se mantiene reflejar proyectiles cubriéndote en el último momento, el sistema engorroso de presas del dos desaparece y como novedad aparece el “sistema de choque”: si dos golpes colisionan durante el combate, se neutralizan, y los personajes retrocederán dando lugar a una situación neutra. El tercer botón ahora solo sirve para hacer burlas/provocación, y también fingir la animación de aturdimiento, poco más. Por último, en el modo Vs. es posible establecer los atributos del personaje (fuerza, velocidad, y defensa) según unos valores predeterminados, que añaden una mayor variedad frente al clásico sistema de ventaja de vitalidad.

            El juego resulta demasiado fácil, continuista, está en tierra de nadie entre el 2 y el auténtico aluvión de novedades que sería el World Heroes Perfect…


World Heroes Perfect  (1995)
Y por fin llegamos a esta cuarta y última parte de la mítica saga, la cual evoluciona todos los aspectos presentados en sus anteriores entregas, dando como resultado un juego en el que se aprovechan cada uno de sus 226 megas: velocidad de los personajes aumentada, unos sprites con nuevas animaciones, escenarios mucho más espectaculares que los vistos hasta ese momento en esta saga... pero todo llega demasiado tarde, en 1995 ya había otras sagas que estaban alcanzando un nivel brutal (KOF, Fatal Fury) y este World Heroes, sin ser un mal juego, no puede competir con ellas.

Desgraciadamente, se vuelve a prescindir del modo Dead Match, que tanta personalidad le dio a la saga en las dos primeras entregas. En su lugar nos encontramos con el modo arcade de toda la vida, en el cual nos enfrentamos a los diferentes rivales con el objetivo de llegar al final boss. Como viene siendo habitual, el contrincante es vencido cuando ganamos dos de los tres rounds de los que consta el combate.

            Los sprites son los mismos de anteriores entregas, dieseis personajes ya conocidos. Todos tienen nuevas animaciones, poses extras de victoria, y nuevos golpes especiales. El gran trabajo ha sido sobre los escenarios, impresionantes localizaciones en el tiempo, originales y llenas de detalles: antiguo Egipto, en la época Jurásica, en una selva, en la actualidad... en cuanto a la música, sin ser tan épica o pegadiza como en otros juegos, cumple su función y es una de las mejores de la saga.

            Los grandes cambios –por fin-, vienen en el aspecto jugable, se deja de lado el sistema de pulsar botones durante un tiempo determinado para lanzar un ataque débil o fuerte y se vuelve a una mecánica normal: tres puños, tres patadas. Otra característica añadida son los movimientos especiales ABC: su función en cada personaje es totalmente diferente, desde capturar proyectiles hasta reversals o amagos. Otras novedades son las nuevas propiedades incorporadas en algunos golpes, donde distinguimos entre los “projectile killer”, ataques que destruyen proyectiles y que sustituye al sistema universal para reflejarlos, y los ”blow defense”, golpes que abren una brecha en la defensa del rival. Por último, encontramos la posibilidad de contraatacar cuando bloqueamos ataques en el aire. Además en la parte baja de la pantalla hay una barra de carga de energía llamada HERO que se va rellenando mediante distintas acciones, que sirve para evitar ser derribados, acceder a una versión mejorada de algunos especiales o bien de los movimientos desesperación (Ultimate Mystery, también incorporados en este capítulo), disponibles cuando la salud disminuye hasta aproximadamente el 50%.
           
            Una de las cosas que más se recuerda de su segunda parte era la dificultad, ese reto constante sobre todo en el enemigo final, aquí vuelve a caer otro peldaño, los enemigos son muy histéricos, saltan demasiado, hacen golpes que les dejan expuestos a nuestros contrataques, ni siquiera las tetras de las partes anteriores con respecto a agarres o devolución de proyectiles se mantienen. Si eres un jugador paciente y dominas los movimientos de desesperación te puedes pasar el juego con facilidad. Ni siquiera el boss final, Neo Dio, te pondrá en problemas. Quizás por eso es a dobles donde se descubre totalmente esta joya de ADK y el esfuerzo que hicieron para complejizar el sistema de juego. Llegó tarde, es cierto, pero es un juego muy disfrutable si olvidamos los prejuicios.

World Heroes Perfect ha sido llevado a varias plataformas, aunque quizás la versión más destacable corresponde a Sega Saturn, que no salió de territorio japonés. Además de incluir la banda sonora arrange de la versión de Neo-Geo CD, añade extras interesantes como perfiles de los personajes, estrategias y arte de toda la saga. Además, es la única versión en la que Zeus está disponible desde el inicio: en Neo Geo CD es necesario realizar un truco, mientras que en el resto de versiones no está presente, incluyendo la versión para PlayStation 2 World Heroes Anthology.

En resumidas cuentas: una saga muy interesante que revisitar, un pedacito de la historia de los juegos de lucha, y de esa nostálgica etapa de los salones recreativos donde nos dejábamos el poco dinero que teníamos desentrañando las mecánicas de cada juego sin Internet ni guías, armados simplemente con una obsesiva compulsión adolescente por llegar hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario