sábado, 3 de junio de 2017

The King Of Dragons (Capcom 1991)

The King of Dragons es un juegazo de Capcom, de 1991, y se podría considerar el precursor de los ‘Dungeons & Dragons: Tower of Doom’ y ‘Dungeons & Dragons: Shadow Over Mystara’. Su control se limita a dos botones: ataque y salto, y pulsando los dos a la vez una pequeña magia, lo normal del genero hack and slash de la época. La historia es bastante típica: Gildiss, un malvado dragón rojo anda aterrorizando un reino y se necesita que varios héroes consigan derrotarlo. Y por si la paz en el mundo no les convence el dragón en cuestión reposa sobre un lecho de monedas y joyas.

El juego permite tres jugadores simultáneos, y puedes elegir a tres tipos de personajes: guerrero, perfecto para distancias cortas. Mago es devastador con sus artes mágicas pero su defensa es prácticamente nula, aunque suele ser el mejor para pasarte el juego. El elfo dispone de su imprescindible arco y una gran distancia de ataque, pero tiene poca resistencia a los golpes de los enemigos y le quitan mucha energía. El Clérigo tiene mucha resistencia pero un poco lento; como curiosidad si tiene la barra de vida completa y coge objetos de vida, la energía se reparte entre sus compañeros. Y por último el Enano, típico personaje de melé que casi nadie se cogía en el arcade; como único aliciente esquiva flechas por su baja estatura. Además los tres guerreros tenían la posibilidad de usar el escudo, simplemente moviéndote hacia atrás justo cuando te van a golpear. Lo interesante de esto es que puedes bloquear cualquier cosa, incluso el aliento del dragón de la última fase, lo cual resulta muy espectacular si sabes dominarlo. De hecho uno de los trucos para pasarte rápido a este enemigo final es que mientras el guerrero distrae y bloquea su aliento de fuego el segundo jugador le golpea en la parte superior de su cuerpo sin correr ningún riesgo.

Con el tema de las versiones tenemos la de Super Nintendo en 1994 que nunca llegó a salir en Europa por lo que los sufridos gamers tuvimos que pagar auténticas barbaridades en tiendas de importación para conseguir el cartucho. Merecía la pena porque aunque quitaron la opción de tres jugadores, los sprites eran más pequeños y faltaban detalles en los escenarios –por ejemplo el ladrón que roba bolsas de oro-, todo lo demás estaba ahí: la banda sonora adaptada espectacularmente, muchos enemigos en pantalla sin apenas ralentizaciones, y algún truquillo adicional en forma de vidas escondidas para hacer más viable la proeza de pasártelo en el máximo nivel. Además permitieron habilitar un botón para el uso del escudo en los personajes guerreros.

También sacaron el Capcom Classics Collection Vol. 2 para Xbox Y PlayStation, y por último una versión para PSP, Capcom Classics Collection: Reloaded en 2006, conversión píxel perfect ideal. Los puntos obtenidos jugando con los diferentes juegos del recopilatorio se pueden emplear en el modo "Slot" para obtener ilustraciones, músicas remasterizadas y trucos de los títulos incluidos. Hay un total de 895 objetos secretos, lo cual convertía esta recopilación en un tesoro para los fans.

En resumen: un juego que ha envejecido muy bien, y que a pesar de las repeticiones de los enemigos, las fases cortas, o de otras opciones más interesantes como el ya citado “Dungeons & Dragons: Tower of Doom’, sigue siendo entretenido y vibrante. Como curiosidad hace unos años apareció un hack muy vistoso que te permite jugar desde el principio al máximo nivel, las fases tienen un orden distinto y además te permite cambiar de personaje pulsando el botón Start. Añado el vídeo en el que me lo paso, por si alguien le apetece probarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario